Uno de mis principales objetivos en Shiaslow es que te conozcas a ti mismo.

Que te conciencies del mundo que te rodea, de tus circunstancias y de todo lo que sucede en el día a día. Que consigas ser consciente de todo esto y dejar de vivir en piloto automático. Absorber todos los momentos e instantes y sacar lo mejor de cada uno de ellos. El poder de valorar cada detalle, eliminar el ruido mental y llegar a tu interior. Y bien, ahora te estarás preguntando y, ¿cómo consigo llegar a ese estado?. Descrito en líneas parece hasta sencillo, pero no lo es. Pero tampoco es difícil y mucho menos imposible. Meditar puede convertirse en tu momento preferido del día, tu conexión contigo mismo y por ello, a lo largo de este post, quiero contarte cómo conseguirlo. Y voy a hacerlo a través de que conozcas varias formas de meditar para que puedas probarlas y ver cuál es el método o rutina que mejor se adapta a tu forma de ser y a tu vida. Ya no hay excusas, conocer las diferentes formas de meditar será la excusa perfecta para que encuentres la tuya. No pierdas detalle que empezamos.

Meditar se ha puesto de moda, de eso no tenemos duda. Pero lejos de las tendencias, la meditación siempre ha sido parte de la vida y del ser humano. Más que nunca el día a día y el estrés por compaginar el trabajo y la vida familiar resulta complicado. Todas estas circunstancias hacen que estemos con niveles de ansiedad que a veces no controlamos y que la paz mental pase a un segundo plano, ya que, precisamente, no tenemos tiempo para dedicarnos a nosotros mismos.

Bajar de ese bucle de pensamientos que no te dejan ver lo realmente importante de tu vida, es posible. Además, justo cuando quieres, cuando tu cuerpo te lo pida y necesites. Meditar desde casa ya es una realidad, ahora solo toca conocer cómo hacerlo para encontrar la forma de meditar perfecta que se adecúe a tu rutina. Descubre el secreto para aprender a meditar de forma que realmente funcione.

La meditación como hábito

La meditación proporciona múltiples beneficios. Incluir en tu día a día alguna de las formas de meditar que vamos a conocer a continuación, hará que tu vida cambie. Ya hemos hablado en alguna ocasión que meditar puede llegar a ser uno de los mejores hábitos que puedas introducir en tu rutina y no deberías perderte la sensación que aporta y todo lo bien que puede llegar a hacerte sentir. No recordarás cómo era tu vida antes de incluir la meditación en tu rutina.

Eso sí, como indicamos, el proceso es lento. Al final todo es un hábito y para que puedas decir que meditas, necesitas practicar y tener mucha constancia e intención. La concentración es fundamental, pero igual que el cuerpo, la mente se entrena y hay que ir pasito a pasito dejando que el proceso vaya funcionando. Ir consiguiendo objetivos a corto plazo que harán que no puedas dejar de meditar o por lo menos eches de menos esa sensación cuando no puedas practicarlo.

No obstante, no deberías ponerte excusas. Una sesión de meditación dura lo que uno quiera que dure o lo que la persona que lo está practicando sea capaz. Al final todo se trata de adaptar la práctica a la rutina. Para empezar a meditar bastaría con comenzar con periodos de cinco minutos para desde ahí, desde ese punto de partida, ir alargando el tiempo y consiguiendo mejores resultados que hagan que tu mente salga de la vorágine del día a día y se centre en lo realmente importante.

Técnicas de meditación. Encuentra la tuya.

Ha llegado el momento de que conozcas varias formas de meditación para que encuentres la que está hecha a tu medida. La que mejor se ajusta a tu forma de ser y sobre todo a tu rutina diaria, que muchas veces es lo que condiciona que podamos hacer de la meditación un hábito y no una práctica puntual.

Educar la mente y la conciencia se entrena y a través de estas formas de meditación  queremos que conozcas los puntos clave y no te pongas más excusas.

  • Atención plena. También conocida como mindfulness, es una técnica basada en la meditación y ejercicios que ayudan a tomar consciencia de las acciones y sensaciones físicas. 
  • Meditación Habitual. Una de las formas de meditación más habituales es poner el foco en la conciencia de la respiración. Se trata de conseguir que el aire salga y entre por la nariz de esa forma haremos que nos centremos en la respiración dejando que las emociones, pensamientos, problemas se escapen. Se utiliza mucho en las técnicas de mindfulness.
  • Meditación Mantra, una de las formas de meditación más común coge su nombre y no podía ser de otro modo que se basa en una serie de cánticos sagrados que nos abren el camino a la meditación para poder llegar a entrar en nuestra conciencia. El sonido hace que nuestra mente y cuerpo se abran y consigan centrarse en ese objetivo de llegar a la conciencia.
  • Meditación Trascendental. Basado también en los mantras, esta forma de meditar se centra en la repetición de un mantra durante un total de 20 minutos. Es una práctica para expertos, ya que estar durante 20 minutos centrados en el mantra no es tarea fácil, pero por el contrario si se llega a conseguir es una forma de meditar que aporta muchísima calma y relajación.
  • Meditación Pranayamas. Está muy relacionada con la respiración, ya que se trata de contar las respiraciones y las expiraciones que se realizan.
  • Meditación donde se centra en enseñarnos a conectar con nuestro propio sufrimiento, con nuestros problemas para despertar esa compasión del ser humano.
  • Meditación que consiste en concentrarse en un solo punto, tal como un objeto pequeño. Se utiliza  como una forma de desarrollar la concentración, fortalecer los ojos y estimular el Chakra (tercer ojo).

Ya conoces varias formas de meditar. En función del momento que te encuentres respecto a la meditación, puedes emplear una u otra. Ya sabes que Shiaslow ofrecemos cursos de meditación para principiantes. Y tanto si ya te encuentras meditando como si no, también puedes convertirte en profesora de meditación conmigo. 

Desde Shiaslow podemos ayudarte siempre y hacer que conozcas todos los beneficios de una práctica tan milenaria y beneficiosa como la meditación. Encontrar tu momento cada vez es más sencillo. Desde casa la meditación puede ser una realidad y queremos ayudarte.